lunes, 27 de febrero de 2017

BETIS 1-SEVILLA 2. El Betis se va al autobús en el descanso.



La afición llenó el estadio y recibió al equipo con un mosaico de franjas verdes y blancas. Un ambiente emocionante y en el aire las voces de miles de gargantas cantando el himno.

El Betis en vez de llegar en el minuto 60 (como en Granada), lo que hizo fue irse en el 45, es decir, al descanso. Por lo visto, jugadores y entrenador, satisfechos con el juego realizado en el primer tiempo, con motivos, decidieron no jugar la segunda parte. Me imagino que estarían pensando en el partido del martes contra el Málaga.

El Betis se había adelantado con un gol en el saque de una falta que ejecutó Durmisi con un disparo que pasó entre la barrera y se alojó en la meta sevillista.

Victor tardó en darse cuenta de que el Sevilla había cambiado su planteamiento en la segunda parte y también de que el centro del campo lo había perdido. Realizó sus cambios tarde.

Los goles del Sevilla llegaron a balón parado y casi de la misma forma: saque de falta, defensa adelantada dejando detrás la distancia justa para que un balón, colocado entre el portero y la línea que forman los defensores y atacantes, pudiera ser rematado hacia la portería. No era la primera vez que el Betis encajaba un gol en ese tipo de faltas. El sábado además fueron dos, aunque el segundo en claro fuera de juego. A trabajar Víctor.

La afición se mereció más entrega y más lucha por parte del equipo.

El martes tienen la oportunidad de demostrar que son capaces de volver a jugar como lo hicieron frente al Barcelona.


¡Gloria al Betis!

Suspicacia. Los políticos y la solidaridad.



De vez en cuando aparece en los medios de comunicación algún brillante y sesudo señor o señora que tras analizar la economía española y la financiación de las autonomías, con mucho criterio, llega a la conclusión de que el problema de España es que los andaluces reciben más de lo que ingresan; que a nuestros hijos cuando hablan no se les entiende, que estamos todos los días de fiesta y además cobramos el PER y por lo tanto algunos incluso llegan a afirmar con absoluta seguridad, que nuestro voto es interesado (el de ellos altruista). Ser brillantes y sesudos no les impide ser imbéciles.

Ni todos los andaluces cobramos el PER, ni votamos al mismo partido, ni todos somos del Betis (yo sí). Generalizar es fácil, sobre todo para los intelectuales de edición de bolsillo.

Las balanzas fiscales parece que están más o menos claras. Unas comunidades son ricas y otras pobres. Y después queremos que la Unión Europea triunfe. ¡Vamos bien!

Lo que no está tan claro es… cuando compré mi “Corvette  Zr1” en Madrid, el IVA que yo pagué en qué  balanza fiscal lo sumaron,  ¿en la de Madrid o en la de Sevilla? Cuando fui a Bilbao y compré en el Corte Inglés una cazadora (Armani Jeans), el IVA que pagué, ¿a quién se lo sumaron, a Bilbao, a Madrid o a Sevilla?; cuando hoy he pagado el IVA en el siniestro recibo del gas, ¿a quién se lo suman, a Barcelona o a Libia?

Deberían empezar aclarándonos dónde van los impuestos que pagamos y en función de qué, para que decidamos qué compramos, dónde lo compramos, qué empresas nos suministran los servicios, qué entidad financiera utilizamos, y un largo etc. No por nada, simplemente para evitar contribuir a balanzas fiscales extranjeras.

No sé tampoco si existe algún otro estado que esté tan interesado en las balanzas fiscales como el nuestro. Si el objetivo de las balanzas fiscales es dividir a los españoles, lo están consiguiendo. Y a un buen ritmo, por cierto.

Algunos proclaman su solidaridad con los sirios a los cuatro vientos, visitan los campamentos de refugiados, se hacen fotografías y regresan afirmando que su ciudad o comunidad está preparada para recibir mil o dos mil refugiados. Pero al mismo tiempo les recuerdan a sus compatriotas de otra comunidad que no son sirios, que les pagan la sanidad, la educación y el bocadillo de la mañana, no sé con qué intención solidaria; tal vez, con la solidaria intención de humillarlos o simplemente demostrar que son superiores. Es lo que podríamos denominar solidaridad focalizada o solidaridad selectiva. ¡Menuda banda de cínicos solidarios! La unidad de España progresa adecuadamente.

Después los solidarios, o los cínicos, se suben a la tribuna y nos sueltan su discurso lleno de comprensión hacia los que sufren. El cuento ya empieza a sonar a letanía. Lo que en realidad quieren es poder, solamente poder; todo lo demás es el medio para conseguirlo.


José Ayllón Rivas. 

miércoles, 22 de febrero de 2017

GRANADA-BETIS: día de descanso.







El Betis llegó tarde a Granada. Se presentó cuando ya se habían jugado sesenta minutos, marcó un gol y saludó a sus seguidores. Y el Granada necesitado de goles y de puntos aprovechó la ocasión. Fueron goles merecidos. Por fin, el árbitro no cometió errores graves.

La primera parte para olvidar; la segunda se equilibró, pero el Granada fue justo vencedor con un marcador de 4-1. Se fue contento a la caseta y ya suma 16 puntos.

El Betis se diluyó echando de menos a Ceballos para darle sentido al juego.

Me imagino que los jugadores béticos pensaban en Sevilla, quiero decir en el Sevilla.

El próximo sábado la ciudad del Betis será escenario de un encuentro eléctrico. Eso espero.

A pesar del resultado, hoy soy más bético que ayer.


¡GLORIA AL BETIS!

jueves, 16 de febrero de 2017

Suspicacia. La estrategia de la lechuga.



Desde Gran Bretaña llegan noticias preocupantes: la prensa británica advierte a sus ciudadanos que la desaparición de lechugas “iceberg” en sus mercados se debe a que España está haciendo egoístamente acopio de  las mismas. Consideran que es una operación especulativa.

Yo creo que el Ministro de la Roca debe estar detrás de este asunto, porque las aprovecha todas. Tal vez tenga razón, porque los monos de Gibraltar han visto alterada gravemente su dieta. Los ingleses tan pendientes siempre de España (¡ojalá! los españoles fuéramos o fuésemos iguales).

Aunque pensándolo bien, si el desabastecimiento de la lechuga es una cuestión estratégica, ¿cómo votaron sí al brexit?

De regreso a España, hemos tenido un fin de semana de Congresos. El Congreso del PP fue algo así como “encantados de habernos conocido”. El de Podemos fue “te vas, me voy, o me echas”. ¡Exacto, te van a echar!, no lo dudes.

La victoria de las tesis de Pablo Iglesias en Vistalegre ha llenado de alegría al PP y sobre todo al PSOE. Como en las elecciones generales, todos contentos. Bueno, Errejón no salió contento del todo, más bien salió derrotado. Continuará… No sabemos.

La corrupción se sigue paseando por los Tribunales de Justicia y  todos a la cárcel.

Todavía quedan muchos MÁS por ir a la cárcel, sobre todo por golpistas.

Desde un punto de vista político los acontecimientos más importantes que se van a producir en España este año son: La elección de Secretario General del PSOE y ver si Rajoy es capaz de hacer cumplir la ley en Cataluña, cosa que hasta ahora no ha hecho. Y los catalanes empiezan a estar hartos y los españoles MÁS.

Aquí, en Nueva York, la temperatura es elevada, en las fechas que estamos. El cielo luce un nublado gris ceniza; en la 5ª Avenida todo es normalidad, hasta que aparece entre la gente la enorme figura del Sr. Trump, feliz como un niño el día de los Reyes. Lo he saludado en español y le he deseado un buen día. No sé si me ha entendido; sospecho que no. Todavía no ha conseguido el B2 de español, ¡qué pena!

José Ayllón Rivas.


miércoles, 15 de febrero de 2017

BETIS-VALENCIA. Continúan los errores.


El partido del sábado en el Benito Villamarín entre el Betis y el Valencia se ve oscurecido por la actuación arbitral.

Los dos equipos salieron al terreno de juego dispuestos a luchar por la victoria. En un encuentro que aunque equilibrado, fue el Betis el que tuvo más y mejores ocasiones, entre ellas dos disparos a la madera. El Valencia mejoró su imagen y el Betis continúa en esa línea de interpretar en el campo lo que su afición espera: lucha y juego. Ceballos sigue creciendo como un titular indiscutible.

El árbitro cometió un grave error al no señalar un penalti cometido por Pezzela en el minuto 25. Pero no fue el único error que el colegiado cometió en el primer tiempo.

A continuación, cometió otro error en el minuto 38: Nani golpea con una entrada de kárate a Tosca. El valencianista llega tarde; salta con la pierna estirada, la encoge y la vuelve a estirar, con mucho estilo, golpeando en la cara al bético. No hubo intención. Vean la repetición: roja directa.
Minuto 41, el defensa Montoya comete penalti sobre Ceballos. También sin intención. 







¡Gloria al Betis!

martes, 14 de febrero de 2017

Hoy, que... Versos sueltos.







Hoy, que... Versos sueltos.

Hoy, que cumplo por cumplir
algunos años más,
de treinta y tantos.

Hoy, que miento sin mentir.
Juro decir la verdad,
una vez cada cien años.

Hoy, que sonrío sin sonreír,
cuando intento rimar
amor con desengaño.

Hoy que escribo para mí.
Te quiero recordar
lo mucho que te amo.

José Ayllón de Lebrija.


martes, 7 de febrero de 2017

Suspicacia. Referéndum.




El Sr. Iglesias en la Gala de los Goya ha dicho, para justificar su esmoquin, que era “un gesto de doblar la rodilla ante los trabajadores de la cultura”. No es necesario justificar por qué se viste uno con esmoquin, se lo pone uno y ya está.
Decir que los que estaban en la famosa gala eran los representantes de los trabajadores de la cultura  huele a sindicato; a no ser que quiera decir que son los trabajadores de la cultura más subvencionados. Que hay cine que tiene categoría de cultura no seré yo quien lo niegue, pero que todo el cine es cultura, me parece un poco exagerado. No voy a poner ningún ejemplo, seguro que se os ocurre alguno.
Otra de cine: D. Fernando Trueba cree que su película “La reina de España” ha sufrido un boicot, una especie de conspiración judeo-masónica; ¿no será que no es buena y nada más?
A mí no me gusta mentir y debo confesar que no la he visto ni la veré. No porque yo tenga nada contra el Sr. Trueba, no, simplemente porque con los millones con los que se subvenciona el cine español se podrían subvencionar muchas investigaciones científicas. Pero a nuestros actores y actrices, directores y directoras lo que les preocupa son sus ingresos.
Propongo que se haga un referéndum para que los españoles decidamos qué queremos subvencionar (el referéndum que lo gestione el Sr. Iglesias sin esmoquin).
Con el asunto del cine me he dado cuenta, no sin sorpresa, de que en algo coincido con el Sr. Rajoy: yo tampoco he visto ninguna de las películas seleccionadas. Ahora estoy viendo “Juego de Tronos”, muy recomendada por el Sr. Iglesias, que por cierto es muy española.
Resumiendo, una burda copia de los “Oscar” con escasa originalidad; eso sí, la sala estaba llena de actores y actrices “como la copa de un pino”.
Para ver contigo, “me alquilo una de romanos”.


José Ayllón Rivas

sábado, 4 de febrero de 2017

Suspicacia. Sabina ya no es Sabina.




España ya no es España. Es un “sálvese quien pueda”.

Estados Unidos ya no es Estados Unidos. Es ¡ee! ¡uu!

La cobarde política de los gobiernos, desde 1978 hasta hoy, sigue inmutable. Da lo mismo que el Gobierno tenga mayoría absoluta o no. Vivimos en una “demogracia”. Y nuestros políticos siguen pendientes de las más peregrinas tonterías.

El Ayuntamiento de Valencia anda con un problema de contaminación acústica a causa de las campanas de las iglesias. ¡Lo aburrido que tiene que estar el alcalde!

No solo los políticos necesitan pisar la calle y ver qué les preocupa a sus ciudadanos, no.

La Universidad de Granada ha decidido publicar un almanaque en el que los nombres de los meses están en femenino: enera, febrera, marza, etc. Es la calendaria de la igualdad. ¡Ahí estamos! Todo solucionado.

No se les ocurre algo o “alga” más útil para gastar el dinero público o la “dinera pública”.

¿Están aburridos o nos toman por tontos? Todos estamos de acuerdo en que la igualdad no es cuestión de quitar una “o” y poner una “a”; todos menos los que ganan algo con el cambio.

Puigdemont, a lo suyo, dando charlas y visitando a los presidentes de las principales potencias; ya ha creado su CNI y tiene preparada la Agencia Tributaria Catalana. Importantes países esperan jubilosos que la Generalidad proclame la nueva república. Inmediatamente bajarán la luz, subirán las pensiones y los salarios, bajarán los precios y todos los ciudadanos tendrán un Ferrari: será una república feliz.

Por último el Parlament debatirá la altura del muro que separará a Cataluña del resto de España. Muchos de sus miembros quieren esperar a ver qué hace Trump.

Una cosa es cierta, Puigdemont, Más, Pujol, Tardá, Rufián, Junqueras y sus allegados vivirán en la gloria. Ellos sí tendrán su Ferrari.

Ya tienen todo preparado para desenchufarse este verano.  Para hacer traslados lo mejor es aprovechar las vacaciones, sobre todo si el ascensor baja pero no sube.  

¿Quién nos lo iba a decir? Toda la vida buscando el Paraíso y resulta que la CUP era la encargada de crearlo.

Los Pujol, hace años, disfrutan del paraíso con su dinero honradamente ganado.

Sabina ya no es Sabina.


José Ayllón Rivas.