martes, 20 de septiembre de 2016

Hoy en mi azucarillo. El rey PEDRO.






-El rey Pedro, de ronda. Dice  Juanma, mientras acaricia a Ton.

-Ronda, ronda, el que no se haya escondido que se esconda. Y se escondieron todos. Gloria está inspirada.

-Sánchez nos tiene engañados a todos, no quiere ser presidente, quiere ser rey. Porque él lo vale, Juanma. Digo yo, para dar juego.

-Juanma, me alegra verte tan sonriente y feliz. El trabajo te sienta bien. Gloria sonríe contenta porque  Juanma ha encontrado trabajo.

El día está nublado pero, bajo nuestra sombrilla, estamos contentos. Los políticos creen que los españoles queremos ayudas y limosnas. Si vieran la felicidad de Juanma se darían cuenta de que la mayoría de los españoles lo que quiere es trabajo y tener que votar menos, nada más. Hasta Ton mueve la cola más de lo habitual.

-Nuestros políticos están preocupados por las encuestas, por dividir a los españoles y por ellos. Preocupados por alargar el carril bici, por los montes cuando se queman; por la sanidad pública universal y no saben cómo mantenerla para los españoles; por ver cuántos refugiados se traen y no ven a los refugiados que ya están aquí; por la enseñanza pública para nuestros hijos, a los suyos no les hace falta; por la igualdad, la pobreza en el Tercer Mundo, la paz mundial. Y una larga  lista de problemas que han creado ellos y a los que difícilmente les puedo prestar atención cuando tengo que solucionar cómo llegar a fin de mes. Y quieren que cuando me como un maldito pollo me acuerde del hambre del mundo, de los refugiados y de todas las guerras que a ellos les apetece y con las que sus televisiones nos bombardean.

-Políticamente incorrecto, Juanma, eres políticamente incorrecto, amigo mío.

-Los políticos se inventaron la coletilla de lo “políticamente correcto”, eso sí que es una ley mordaza. Los únicos que ganan con una España mediocre son ellos. Sea políticamente correcto o no. Mira sino el adalid de la igualdad D. Pablo Iglesias, el de “La Casa del Libro”, el obrero de los cien mil euros, el…

-Bueno Juanma. Yo no quería…

-Que un tipejo diga que azotaría a una mujer hasta que sangrase, demuestra además de cobardía, que para él la igualdad es de boca para fuera y para decir compañeros y compañeras en los mítines…

-Anda, Juanma, que hoy nos has echado un mitin. Lee el azucarillo.
Juanma vuelve a sonreír y mirando detenidamente el azucarillo dice:

“Se necesita poco para hacer las cosas bien, pero menos aún para hacerlas mal.”

-Cierto. Por lo tanto, nos vamos a unas cuartas elecciones, ¿o no?

-Yo creo que sí. Porque es más fácil hacer las cosas mal.


José Ayllón Rivas.

8 comentarios:

  1. Buenos días José, buenísimos porque me he despertado con su azucarillo.
    Me ha encantado este tanto como todos, o más, porque cada día te superas.

    Besos desde tu ordenador!

    ResponderEliminar
  2. Buenas tardes José, un placer leerte nuevamente. Abrazo

    ResponderEliminar
  3. Es un placerleer el azucarillo exelente.Saludos Josè y un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por venir al café. Un abrazo, amiga mía.

      Eliminar