sábado, 30 de julio de 2016

Persiguiendo. Versos sueltos.






Persiguiendo. Versos sueltos.

Me gusta el silencio de la plaza.
Cuando los niños juegan.
Cuando los perros ladran.
Cuando las golondrinas vuelan.

Cuando el sol enrojece,
Cuando las campanas suenan.
Cuando el rosal florece,
Cuando los pasos se alejan.

Cuando viajo al pasado.
Cuando vuelvo del olvido.
Por sendas nunca pisadas.
Por caminos sin sentido.

Por retorcidas veredas,
persiguiendo y perseguido.
Y al final, me encuentro,
tras el silencio perdido.



José Ayllón de Lebrija.

22 comentarios:

  1. El silencio es fuente inagotable para el pensamiento y el sentir, traslada de un lugar a otro, como si una ráfaga de viento impulsara el traslado.
    Un placer leer.
    Feliz domingo para Ud.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, querida amiga por su visita y por sus siempre amables comentarios. Un saludo.

      Eliminar
  2. Preciosos versos, sentidos, desdibujados en los recuerdos de aquellas plazas de la infancia y la juventud y que permanecerán siempre...tras el silencio perdido...
    Me ha encantado!!
    Un beso, amigo poeta

    ResponderEliminar
  3. Marisa es un placer recibir tu visita. A veces, no sé si te pasará a ti, me da la sensación que conozco a mis amigos de la red, que ayer estuve tomando café con ellos. Tú eres uno de ellos, muchas gracias por dedicarle unos minutos a mis intentos de escribir algo que merezca la pena de ser leído.
    Un beso amiga mía.

    ResponderEliminar
  4. Me he sentido caminando en silencio por ese maravilloso lugar amigo mío. Excelente.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Me alegra mucho verte por aquí. Un enorme abrazo para mi amigo argentino.

      Eliminar
  5. Sencillamente hermoso: me he quedado sin palabras. Ya lo dijo todo mi querido poeta Josè ayllòn. Saludos.

    ResponderEliminar
  6. Gracias Araceli por tu visita. Tu eres sencillamente encantadora. Saludos.

    ResponderEliminar
  7. La vida , fluye y vibra y cada instante es vertiginoso y no hay tiempo
    para desifrar códigos...
    Sólo se aceptan los hechos...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Una buena visión de nuestro fugaz camino. Gracias por tu comentario.
      Saludos.

      Eliminar
  8. Te felicito, amigo, por este bonito poema que comienza y termina invocando al silencio, tan temido y añorado como la soledad. Saludos cariñosos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias Balbina. No se si existe el tiempo, tampoco se si existe el silencio.
      Un abrazo.

      Eliminar
  9. Cuando el silencio suena en la plaza me gusta el tañer de las campanadas. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El silencio siempre nos acompaña, aunque no dejemos que nos hable. Un abrazo.

      Eliminar
  10. También me gusta la belleza de tu silencio cuando esas cosas tan sencillas de la vida también nos hacen encontrarte y perderte tras estos versos que viajan hasta más allá de nuestro universo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias, amiga Estrella, el mejor silencio es el silencio compartido.
      Un abrazo.

      Eliminar
  11. El silencio siempre está detrás de todo y tiene sus propias voces. Me gusta lo que dices a Estrella:el mejor silencio es el silencio compartido. Bello poema, Jose!
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  12. ...Tras el silencio perdido. Se me ha quedado incrustada esta frase. Me encanta... gracias por compartir tus perlas Jorge.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu visita y por tu comentario. Saludos.

      Eliminar