domingo, 30 de octubre de 2016

Suspicacia. Shanghai.





El viernes se reunió el Congreso de los Diputados, bueno el Congreso de los Diputados y de las Diputadas, para la sesión de investidura del inminente y esperado Presidente del Gobierno, Sr. Rajoy, que no le gusta a nadie como presidente.  ¡Menos mal! Y parece ser que saldrá investido por eso, por ser el “Mal Menor”.

Por cierto, por el Mar Menor está como alcalde, de momento, otro político educado y demócrata, D. José López. Por las lecciones que da en los plenos, o es profesor de universidad, o  periodista, o es…, qué también puede ser.

Perdonadme, se me ha ido el santo al cielo. Yo, en vez de “asaltar el cielo”, mando a mi santo.
Como iba diciendo, fue una sesión mezcla de discursos bienintencionados, alegatos históricos y actuaciones de títeres y sus titiriteros. Pero, para mi sorpresa descubrí que por lo menos hay un diputado sagaz, el Sr. Rivera.

Cuando el Sr. Iglesias desde la tribuna hizo otro vano intento para demostrar, con la Cruz de Borgoña, su inconmensurable cultura,  el Sr. Rivera, sentado en su escaño y, sonriendo, dijo: ¡Capullo!

Bueno, cada vez somos más los que pensamos lo mismo.  El Sr. Iglesias quiso demostrar  sus conocimientos de Historia de España, conocimientos que ya mostró cuando dijo que en Andalucía se había celebrado un referéndum de autodeterminación. Sin comentarios.

El otro día me encontré a media tarde con el famoso Índice de Shanghai, donde se clasifican las universidades del mundo por su calidad y me  preocupó  ver que la Universidad Complutense de Madrid había caído entre el 2015-16 desde el puesto 209 al 310. Rápidamente elimine la gravedad como posible causa ¿Tanta fuerza va a tener la gravedad? no. ¿Había sido la universidad visitada por Ada Colau? No lo sé. Pero si Barcelona la aguanta  ¿por qué no iba a aguantar tan ilustre institución?  No, el efecto Colau no da para tanto descalabro.

Al final, viendo que era incapaz de encontrar una explicación cogí el periódico del día y entonces lo comprendí. En la primera página, nuestros entrañables políticos.

Allí estaba la causa.  La Universidad Complutense de Madrid ha perdido una parte importante de sus más ilustres y brillantes profesores. Claro, los puestos perdidos por la UCM los ha ganado la política, pues gracias a ellos la política española ha elevado su nivel.

Pero Pablo es capaz de elevar la política al infinito, un ejemplo: “en la cámara hay muchos delincuentes con grandes potenciales”. No, no, seguro que no dijo eso. Voy a repasar mis apuntes que algo no me cuadra. Ya lo tengo, dijo: “hay más potenciales delincuentes en esta Cámara que fuera”. Claro, por eso él es diputado y yo no.


José Ayllón Rivas.

6 comentarios:

  1. Está bien que limites la investidura de Mariano, al rifi rafe de Iglesias con Rivera, o lo que dijo o dejó de decir Iglesias. También es un dato poco alentador que la U.C. de Madrid, haya caído de la posición 209 a la 310. Cosa que tampoco desmerece mucho estando entre las 200 ¿mejores?, y ahora ha pasado a la tercera centena, siendo la 1ª española,http://www.elmundo.es/ranking-universidades.html, lo que hace es desprestigiar a las demás.Y culpas irónicamente a esos profesores (de ciencias políticas) por ser políticos. Según esa opinión estamos mejor gobernados por médicos, abogados, registradores de la propiedad, empresarios, etc.
    En cuanto a potenciales delincuentes, no me negarás que con las causas pendientes que tienen los dos partidos políticos como son PP, con Gurtel y demás causas pendientes; además de PSOE con los ERE en Andalucía, alguien habrá que sea responsable de toda esa corrupción, y a él (Iglesias) acusado tantas veces por el dinero de Venezuela y todas las denuncias han sido archivadas. Lo que está claro es que ha habido un golpe al voto de la militancia socialista para que pueda gobernar el PP, ¿acaso los barones y consejeros de las grandes empresas donde están instalados los socialistas, con la presidenta andaluza a la cabeza, no les conviene un gobierno que levante las alfombras de palacio?. Un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tienes razón, la investidura de Mariano fue algo más que el enfrentamiento entre Iglesias y Rivera. Aunque en realidad este debate de investidura fue como un partido de fútbol en el que ya conoces el resultado. Estamos mejor, con políticos que lo sean para mejorar la vida de los ciudadanos que gobiernan; pueden ser profesores de Ciencias Políticas, Cirujanos, Arquitectos, Filólogos o fontaneros. La corrupción debe ser castigada con la máxima dureza e investigada hasta las últimas consecuencias. Y es cierto que los dos principales partidos se ven envueltos en lamentables casos de corrupción. El PSOE debe intentar buscar un líder capaz de decir algo más que "no" y sepa aprovechar los votos que consiga. No sé si Podemos ha recibido o no dinero de Venezuela, aunque no creo que ese sea el problema. Gracias por tu comentario y un afectuoso saludo.

      Eliminar
  2. Al fin tenemos un gobierno en España, menos mal. Y a pesar de lo mucho que les duele y extraña a tantos, es también el presidente del partido más votado en las dos últimas elecciones generales. Yo ya entiendo muy pocas cosas, pero para mí que a eso se le llama Democracia y no golpe de estado. A ver si el Sr. Iglesias saca al fin un nuevo diccionario para que todos nos entendamos jajajaja.

    Un post lleno de fina ironía, José. Si a pesar del panorama me has hecho sonreír, para mí ya tienes todo el mérito del mundo :))

    ¡Un abrazo de lunes!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. La democracia es el gobierno de la mayoría. Pero en mi humilde opinión y no soy politólogo, ni nada que termine en logo, la democracia es respeto, dialogo, solidaridad, progreso hacia una sociedad mejor. Bueno, tal vez, a mi edad no comprenda muy bien el término democracia y este me haya adelantado sin darme cuenta.
      Un abrazo de lunes para ti querida amiga.

      Eliminar
  3. Ante todo , amigo José Ayllón te pido disculpas por la extensión de mis argumentos:

    Lo que si tenemos ya claro es que tras estos escándalos de corrupción desatada, estos dos partidos: PP y PSOE no han estado nunca enfrentados como aparentemente nos han hecho "comulgar con esas ruedas de molino", sino que ambos sirven a los mismos intereses: Unión Europea, Banco Mundial, Troika, Gobierno mundial, sionismo representado siempre por el poder bancario mundial y otros asuntos despreciables. En una palabra las dos caras de una misma moneda.

    Pero todo ese clima de crispación política no ha surgido por arte de magia, sino que obedece a la hoja de ruta marcada por la élite mundial en sus distintas reuniones secretas como esas Cumbres del G8, bueno ahora ya es la del G7, o la reunión del Club Bilderberg, y otros eventos de crucial importancia que tienen lugar en nuestro planeta por no hacer demasiado extenso este comentario.

    Y dicha "hoja de ruta" incluye convencer a la población disconforme con los dos gigantes (PP- PSOE) de que existe otra "tercera vía democrática" dispuesta siempre a solucionar los problemas de esa ciudadanía crítica o discrepante, entonces se le prepara en otra Universidad al nuevo "Isidoro" de turno, como a este P. Iglesias, es decir, otra obra de ingeniería social del estilo del Mayo del 68 (una maniobra de falsa revolución para quitar del gobierno a deGaulle). O dicho de otra manera sin Podemos no habría sido posible que los españoles mirasen para otro lado mientras los juicios de corrupciones, etc. requerían toda la importancia y justicia, porque al fin y al cabo, toda esa mierda se iba a acabar cuando llegase al poder este "Mesías" blandiendo su espada... pero ya se va viendo que esa zanahoria nunca la alcanzan los conejos.

    Bueno, esta vez tu publicación tan finamente hilvanada con esa ironía y agudeza ya ves que me motivado a comentar de esta forma, puesto que parece mentira que aún haya gente que piense que la política la hacen los ciudadanos honrados.

    Un gran abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En la política pasa como en el fútbol durante el partido los jugadores corren, chocan, se golpean, fingen, y algunos hasta sufren lesiones graves; terminado el partido se van de fiesta contentos y felices. Saben que pertenecen a la élite, saben que son unos privilegiados. Los políticos les suceden algo parecido; después de un rabioso y grosero debate se van a cenar a un restaurante Michelín y todo olvidado.
      Nosotros seguiremos pagando nuestros impuestos, nuestras multas y trabajaremos como buenos ciudadanos, incluso discutiremos entre nosotros porque nuestro equipo perdió o ganó el debate. Sólo conozco una revolución y esa no necesita chillidos, ni malos modos.
      Una vez, un conocido me dijo que era un conformista, yo le dije que tenía razón, mirando hacia mis libros. No me entendió.
      Me encanta amiga Estrella que dejes el comentario que quieras, largo, corto, mediano, a favor, en contra, matizando, resaltando, discutiendo...

      Un fuerte abrazo.

      Eliminar