domingo, 2 de abril de 2017

Suspicacia. Los separatistas y Mariano.





Las cosas siguen como siempre en España. Desde el reinado del odiado Felipe V hasta nuestro queridísimo Felipe VI: “quién no llora no mama”.

Nuestro apacible Presidente del Gobierno, señor Rajoy, ha visitado Cataluña, la región española más desfavorecida y maltratada por los distintos gobiernos desde la ya lejana Guerra de Sucesión, que no de Secesión, hasta hoy.

¿A qué ha ido?, a lo de siempre: a devolver lo robado, a darle la razón al traidor separatista. Perdón, me ha traicionado el subconsciente, quería decir solidario separatista. Es más correcto políticamente hablando, aunque menos exacto.

Yo me alegro por los españoles catalanes o por los catalanes españoles que viven allí. Me alegro de que se mejore el bienestar de los españoles vivan donde vivan y sean de donde sean: catalanes, vascos, extremeños, murcianos, castellanos, gallegos…

Dicen que Cataluña ha sido, o es, la proa de España; lo que no dicen es por qué. Ni tampoco por qué tenemos la proa encallada. Encallada no, encanallada.

En España ha existido y existe un triángulo que siempre ha sido favorecido por el gobierno, y sus vértices son: Madrid, Cataluña y País Vasco (El Triángulo de las Bermudas español, capaz de tragarse un transatlántico de sesenta mil millones sin respirar).

¿Qué se lo han merecido?; por supuesto.

¿Y al resto?, ¡ay, el resto! El resto deberíamos ser separatistas.

El mundo al revés.


José Ayllón Rivas

4 comentarios:

  1. Siempre se ha mirado por esas regiones más que por otras. Pero si miramos y visitamos las otras regiones hay que ver que viven, mas tranquilos y con calidad de vida, también. La diferencia se nota en algo no? Porque haber trabajo en España hay poco y si mal repartido. Un abrazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. En España se ha repartido mal todo y por lo visto se va a seguir repartiendo peor.
      Un abrazo y gracias por tu visita.

      Eliminar
  2. Cierto amigo mío tiene la teoría de que los catalanes ni quieren ni van a querer nunca la separación. Lo único que pretenden según él es amenazar con ella al gobierno de turno para obtener "favores" que de otro modo no obtendrían. Yo no sé si eso es verdad, pero de ser así yo diría que les funciona súper bien de toda la vida.

    Como siempre, humor afilado como la hoja de una buena navaja. Yo que soy tan poco sutil encuentro que tiene mucho mérito :))

    Un abrazo y gracias por las sonrisas que siempre me sacan tus letras, José.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tu amigo creo que tiene razón; pero el caballo se ha desbocado y ya va siendo hora que alguien le tire de las riendas. Y Mariano ha ido a pasarle el cepillo por el lomo.

      Que siempre seas feliz. Recuerdos para el granadino.

      Eliminar