miércoles, 24 de septiembre de 2014

Hoy… en mi azucarillo.









Cuando un político muere, mucha gente acude a su entierro, pero solo lo hacen para estar completamente seguros, de que se encuentra de verdad bajo tierra.

George Clemenceau.


No hay nada nuevo bajo el sol. Ni en España y, por lo visto, en Francia tampoco.

2 comentarios:

  1. Es que habrá que ver en primer lugar los principios, éstos van por delante de la ideología. Y dentro de la ideología qué tipo de programa y si éste defiende verdaderamente los intereses de la gente. La vocación de servicio hoy en día está enfrentada a la protección de los derechos de los ciudadanos. Desgraciadamente.
    Frase muy actual.
    Encantada de pasarme por aquí de nuevo.
    Un abrazo, José

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. El mundo cambia muy lentamente y los políticos parece que siguen el mismo ritmo. Yo, no sé si hoy podemos hablar de ideologías. Bueno, lo importante es que sepas que me alegra verte por aquí y que tu opinión siempre la leo con agrado y reflexiono sobre lo que escribes.
      Un abrazo.

      Eliminar