viernes, 26 de septiembre de 2014

Un escéptico, optimista.


Pesimista, con la mirada pérdida en el lejano y tormentoso horizonte; con una voz que de su boca caía:
-La vida es, en realidad, un largo caminar hacia la muerte.






Optimista, con la mirada pérdida en el lejano, infinito y maravilloso horizonte; con una voz que de su boca salía como un torrente:

-Tienes razón. Pero caminaremos con entusiasmo, felices, contentos y apasionadamente  hacia dónde el camino nos lleve.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada